¿Qué es la cal?

La cal es un material muy versátil, utilizado desde hace miles de años, especialmente en la costrucción. Con cal se fabrican morteros para levantar muros, ya sean de piedra, adobe o ladrillo.  La cal se ha empleado para revestimientos en paredes y suelos, para la realización de puentes y canalizaciones y como soporte para pinturas murales, destacando la técnica de pintura al fresco, quizás la expresión de la belleza más pura que se puede conseguir con este material.

Ventajas de la cal

  • Quizás la mayor ventaja de la cal es su probada resistencia al paso del tiempo. Hay un sinfín de ejemplos que se pueden citar de edificios construidos con cal que cuentan con varios siglos de existencia, superando con creces todas las pruebas de envejecimiento y desgaste. Los materiales actuales, aunque sometidos a pruebas de laboratorio, no han sido realmente testados por el paso de los siglos.
  • Los morteros realizados con cal, para el revestimiento de paredes  o para la cosntrucción, son morteros que permiten el paso al vapor de agua. Esta cualidad evita que el edificio sufra humedades de condensación y, sobre todo, permite la evaporación del agua que asciende por capilaridad. Es un hecho:

Luchar contra el agua es muy difícil. Es posible que favorecer su evaporación sea más factible que bloquear su paso.

  • Los revocos realizados con cal son más flexibles y se adaptan mejor a los movimientos del edificio, evitando la aparición de grietas tras el paso de los años.
  • Al contrario que el cemento, la cal no aporta sales al muro.
  • Gran plasticidad y facilidad para el trabajo, lo que hace de la cal un material idóneo para los acabados decorativos.
  • La temperatura necesaria para la obtención de la cal son 900º C, mientras que para el cemento se han de alcanzar más de 1500º C, por lo que el gasto energético para fabricar la cal es mucho menor.

El uso de cal lleva implícito un ahorro energético importante en comparación con el cemento.

  • El CO2 que se desprende durante la fabricación de la cal es absorbido posteriormente durante la carbonatación, por lo que las emisiones de gases son, a la larga, compensadas por el propio material.
  • Se trata de un material que no precisa aditivos para obtener buenos resultados. El proceso de fabricación se simplifica. Por el contrario, los cementos llevan aditivos como plastificantes y retardantes, cuya formulación casi nunca es especificada por el fabricante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s